domingo, 13 de enero de 2013

Glorantha is coming.

Os prometo una cosa: jamás pensé que después de los tres años dedicados en exclusiva a dirigir Runequest, sin jugar a nada más, iba a volver a jugar en Glorantha.
Y resulta que en cosa de tres/cuatro meses llevo tres partidas como jugador. Glorantha vuelve a estar de moda. Dos de las partidas han venido de la mano de Carlos de la Cruz (gracias amigo, eres un genio).
La novedad para mí ha sido jugar en Glorantha con el sistema FATE, aparcando el Runequest de toda la vida y su sucesor Heroquest. Carlos ha introducido, de manera genial, el uso de las runas en el sistema.
La tercera partida, la jugué con el Gran Orco (a sus pies, maestro), con la nueva versión del Runequest, RQ6, de la que destaco sobre todo el uso de las maniobras en combate.
Pues resulta que tanto en la partida del Gran Orco como en la segunda de Carlos (la que he jugado ayer mismo) he sido un pato.
Sí, has leído bien, ni hechiceros nogromantes ni guerreros trolls, ni herreros enanos o arqueros elfos, en Glorantha está de moda jugar con patos.
Los patos son una raza denostada, doy fe, por los jugadores de rol y por sus personajes. Yo mismo lo hice en los tres años de La Alianza de los Tres Soles, apenas aparecen nombrados. De acuerdo con la ambientación gloranthana, todas las demás razas deben ignorar, humillar, vejar u odiar a los patos. Son los parias del rol. Este sentimiento pienso que se traslada de los jugadores (en el metajuego) a los personajes, o al revés, no estoy seguro de la dirección. Bien lo pude comprobar en la partida de RQ6 con Gran Orco en mi primer encuentro patuno. Mi personaje pato era ninguneado, ignorado, etc... Fui el antihéroe más triste de la historia del rol. En la partida de ayer, reglamento FATE, en la que todos los jugadores eramos patos (sí, señores, han escuchado bien: un grupo de jugadores veteranos de rol interpretando a un grupo de patos en lugar de a un grupo de vikingos) la humillación vino por parte de los pnj´s orlanthis magistralmente dirigidos por Carlos.
Me ha encantado ser un patoy revindico el poder patuno.

Si volviera a dirigir La Alianza de los Tres Soles, otro pato cantaría.

Con permiso del maestre Jon Perojo, aquí os dejo la ficha de su personaje. Ah, que no os lo había dicho, el sistema Fate te permite hacer la ficha de personajes sobre una servilleta. ¿Alguien da más?

pd: aprovecho y os dejo una nueva reseña de La Niebla que cubre las aguas que han hecho en el blog "mediocridad":
http://capdemut.blogspot.com.es/2013/01/la-alianza-de-los-tres-soles-libro-2.html