lunes, 4 de febrero de 2013

Durulz Powa!!!!

Sí señores! Durulz Powa!
Más patos en la mesa de juego!
Y es que este fin de semana (2-3 febrero) hemos realizado un encuentro en Madrid de miembros de la lista de Glorantha. Hemos jugado dos partidas y, la verdad, la supremacía Durulz sobre el resto de especies ha sido aplastante.
Desde que acabé de jugar la campaña de La Alianza de los Tres Soles, no hay partida que se precie, ambientada en Glorantha, que no tenga durulz haciendo de las suyas. En total, tres partidas de cuatro con durulz dando por saco.

El sábado fue el día grande. Muy grande.
Unas 8 horas de juego con el sistema HeroQuest II (me pareció una pasada, mucho mejor que HQ I) dirigidas por el maestro Kenrae (Barcelona) con maestría (W).
Los jugadores éramos tres orlanthis cazadores: Xavier (Barcelona) Lanarch (Valladolid) y un servidor. Y por otro lado estaban nuestros guías a través del Pantano Elevado: dos durulz, patos magistralmente interpretados por Gran Orco y Ali Gabriel (ambos de Valencia). Y digo magistralmente porque su interpretación fue una pasada. Me encantó cómo intentaban siempre escaquearse, hacernos creer que sus ideas eran nuestras y que las teníamos que ejecutar nosotros, salirse con la suya... Ese momento sublime en el que mi personaje se termina peleando con el de Xavi por hacer una tarea que habíamos encomendado originalmente a los patos y que, por supuesto, ellos no querían hacer... Qué risa!!!
Cada vez veo que la gente hace mejor de "pato". No sé si es motivo de la experiencia que vamos adquiriendo como jugadores o que yo cada vez veo con mejores ojos a los durulz (y además sé que tengo una cuenta pendiente con ellos por haberlos ignorado en las novelas.., en eso consiste ser un pato, jejejeje).


El domingo fue mi turno de dirigir. Vino Raúl (Fuenlabrada) y menos mal porque nos habíamos quedado en cuadro. Volví a dirigir la partida "Patoaventuras" que jugué con Carlos de la Cruz usando el sistema Fate. Es una risa continua, apenas necesita preparación y la terminas en 3/4 horas. Lo primero que quiero decir es que fue muy distinta dirigirla esta vez, porque los jugadores eran expertos gloranthanos, así que tenía la sensación de que los jugadores sabían del entorno más que el propio master.
Masters gloranthanos: ¿no os ha pasado esto alguna vez?
Lo que añadí esta vez a la partida fue algo que quedó muy bien. Yo había la jugado una vez como durulz y luego la había dirigido en otra ocasión. Así que tenía un recurso buenísimo: usar los otros dos grupos de jugadores como pnj´s. Cuando los nuevos jugadores durulz fueron subiendo río arriba hice que se encontraran con los dos grupos personajes  de los anteriores de jugadores. Los tenía muy frescos y me fue muy sencillo convertirlos en personajes no jugadores. Ambos encuentros fueron geniales. En el primero, los nuevos durulz se acabaron llevando la honda de Erekibeon, mis conchas de tahur y el amuleto para comunicarse de... (¿quién jugaba con el pato de Issaries?) mientras Rodrigo intentaba robarles lo que brillaba en su zurrón. En el segundo encuentro acabaron fumando en pipa con los durulz que finalmente llevarían el tabaco hasta los primeros orlanthis del Paso del Dragón, una risa!
Ni que decir tiene que cada una de las tres veces que he jugado ha sido completamente diferente.

Gran Orco ha dejado en su caverna su propia versión del acontecimiento:
http://granorco.buenblog.com/07/02/2013/otra-partida-en-la-mochila/