domingo, 2 de diciembre de 2012

Guiños y referencias ochenteras


Quería hacer una entrada en el blog para comentar algunas de las alusiones ochenteras que tienen las dos novelas.
Un amigo me llamó, partiéndose de risa, cuando en la 2ª novela Man-Yurý emula al mejor SonGoku y hace una honda vital.  Me encantan estos guiños. ¿A quién de mi generación no le molaba Bola de dragón?Para jugar a Runequest, los personajes orientales seguían las reglas de Misticismo de Sandy Petersen. En ellas hay un poder similar a éste y pensé, ¿por qué no?  Estuve tentado por cambiar la frase del oriental por el también conocido "soyuken" de Street Fighter. Hablé con mi amigo y le comenté que había muchas más referencias. En ese mismo capítulo, sin ir más lejos, seguro que los fans de Indiana Jones y el Templo Maldito encuentran algunas... En el 2º libro hay otro montón de guiños para los que crecimos con el Spectrum 128k pero voy a ir al primer libro para no soltar ningún spoiler.
El primer libro de la saga está lleno. Además de las conversaciones de Li-Wan y su maestro, donde éste habla de manera similar al maestro Miyagi (y por supuesto hace una referencia a la cera) e incluso a Bruce Lee en Operación Dragón y en su famosa entrevista usada recientemente en publicidad, Karate Kid tiene su momento cumbre cuando Man-yurý imita a Daniel Russo y su patada de la grulla. Más cosas. Cuando un personaje levantá una espada hacia el cielo y con un conjuro el arma se ilumina con un brillo azul que otra cosa podía decir si no "Yo tengo el poder". Bueno sí, podía haber dicho: "Por el poder de Greyskull" pero esta frase si que no tenía cabida en la novela. Además hay otros homenajes, como que la puerta norte de Pavis se llame "Puerta de los Leones" y tenga las jambas roji-blancas en una clara alusión a mis amigos bilbaínos del Athletic.
Los que crecimos jugando videojuegos en cintas de casette sabrán de lo que hablo.
Y aprovecho para adjuntar esta foto que me hice con el gran Escorpión hace un tiempecito y que encontré perdida en una carpeta.
Ay, qué buena salud tenemos!