domingo, 22 de septiembre de 2013

Entrada mestiza: rol y fantasía

Señores y señoras.
Resulta que después de este maravilloso fin de semana en las LES (con dos viajes en tren desde Galicia de seis horas cada uno) he tenido tiempo para replantearme y repensar un poquito las dos últimas entradas: una sobre rol y otra sobre literatura fantástica.

Empecemos por la fantasía que ha sido mucho lo que he podido leer estos días. En la última entrada hablaba sobre Abercrombie dejando pendiente hablar algo de sus personajes cuando lo leyera más. Pues son soberbios. No quiero hacer una comparativa con ningún otro autor pero en cuanto a personajes... Abercrombie cruje esquemas. Me han parecido de un volumen brutal, casi en 3D, sus personajes tienen una profundidad y unos matices, unos cambios y verosimilitud... El Inquisidor Glotka a la altura de Tyrion Lannister, sin duda, y en cuanto a Logen Nuevededos... que grande, qué manera de darle vida al manido cliché del bárbaro norteño. Genial. Te los crees, los adoras, compartes sus miserias... y qué manera de "putearlos"; menudo es Abercrombie.
Ahora, a pesar de gustarme más que Sanderson, aún no me ha hecho sentir lo que me hizo el final de Nacidos de la Bruma (hubo llanto, soy un sensible), aunque no dudo que lo haga en un futuro próximo.

El rol. Pues yo hablaba de la paranoia de los roleror, de las guardias nocturnas y la negativa a ingerir nada que no fuese cocinado por uno mismo. Me temo que mi medidor de paranoia no estaba bien ajustado. El nivel a subido después de estas LES a niveles paranormales. Partida de de FAE y ZCorps. El terror personificado en la cara de alguno de los jugadores durante la partida de zombies.
En una situación real, no un juego, sería imposible mantener esas discusiones sobre si abrir o no una puerta, o salir por un u otro lado. En eso consiste el juego, supongo. Una situación real, que sucede en cinco segundos, debido a la paranoia rolera (¿abrimos el tarro de la sal o no?)se convierte en un cuarto de hora de discusión para volver al principio y hacer la primera de todas las opciones (por otro lado, la más natural y sensata) Nos liamos con posibilidades circenses y dejamos el sentido común de lado... "¿Y si al abrir la puerta se me clava el picaporte? Lo agarro con una pinzas..." ¿Tiro de la cadena al terminar de mear o aparecera Cthulhu por el retrete?
Estamos mucho más locos de lo que Antena3 quiere que nos creamos, mucho más...
Besos