viernes, 18 de octubre de 2013

El viaje llega a su fin.

Sólo quería decir que el final de la trilogía está muy cerca.
Los personajes que emprendieron el viaje, rumbo a Kralorela, me han acompañado en estos años, en mi propio viaje, como escritor novel. Ellos han viajado por un mundo de fantasía y yo por un mundo fantástico, ¿o es al revés?
Esta trilogía, que ya toca a su fin, ha sido mi primer acercamiento serio al mundo de la literatura y puedo asegurar que mi viaje no ha sido menos emocionante que el de Cráteros y compañía.
He aprendido mucho, he disfrutado y he sufrido junto a ellos. El camino empezado me ha resultado muy complicado, tanto como sería cruzar el Mar de Kahar. Nadie me había explicado nada ni contaba con ningún sortilegio que me orientara, sólo tenía las ganas de contar una historia y entretener como se hacía antaño: narrando mitos y hechos extraordinarios. Ninguna otra pretensión ha guiado mis pasos.
Espero que, como yo, hayáis disfrutado con esta aventura.
Este es el mensaje que he puesto en mis redes sociales:
"Un brillo de luz negra" está terminado. 
El lunes a la editorial.
Muchas gracias a los 14 lectores beta. 
Bueno, en realidad he tenido lectores alfa, beta, gamma y hasta delta, gracias a todos.